El branding es el proceso de construcción de una marca. Para ello es necesario definir una estrategia, un Positioning, para gestionar los activos vinculados, ya sea de manera directa o indirecta, a un nombre comercial y su correspondiente logotipo o símbolo.


lunes, 2 de marzo de 2009

¿Ganó Feijó o perdieron Toruiño & Quintana?

Nuestra Ley del Exito, la Nº 18 de nuestras 22 Leyes Inmutables del Marketing dice:
"El éxito precede a la soberbia y la soberbia precede al fracaso"
En realidad no es una novedad, está en el Viejo Testamento, Libro de los Proverbios, Capítulo 16, Versículo 18 "El preludio de la ruina es el orgullo, el preludio de la caída es el espíritu altanero"
Probabalemente esta es una de nuestras leyes que mejor se aplica a la política. Si hacemos un repaso de los cambios de gobierno, veremos que la mayoría de las veces no hay "uno que gana", lo que ocurre es que "hay uno que pierde".
El ego es el enemigo del éxito en marketing. Cunado triunfan los seres humanos pierden la objetividad y termina intentando imponer su propio juicio sin tener en cuenta lo que quieren realmente los clientes o, en este caso, los lectores.
Esto sin tener en cuenta, además, que igual que las empresas, los partidos políticos y los gobiernos "son" personas. Es decir, lo que hagan incluso más que lo que dejen de hacer, es por lo que son castigados.
Todo ello con el agravante, o contrario, según el clima en el que la situación se produce. Lo que decía Ortega y Gasset. "El hombre y sus circunstancias".
Las circusntancias no han sido favorables, el "orgullo" y el espíritu "altanero" les han pasado factura y Touriño & Quintana han perdido.
¿Quita esto mérito a Nuñez Feijó? Pues no. El que más que ganar se diga que han perdido sus oponentes no le quita mérito. En política es como en negocios que el cliente puede "no comprar" porque no hay, prácticamente ningún producto que sea imprescindible. En política se puede no votar, pero si se vota hay que votar por alguien, incluso el voto en blanco tiene un significado.
Por tanto, si el líder, el que gobierna, ha perdido la simpatía o el apoyo popular, tiene que haber alguien que de la confianza suficiente.
No ocurrió en la reelección de Bush ni en la de Rodriguez (Zapatero).
Pero sí con Nuñez Feijó, que estaba en el sitio correcto en el momento adecuado.
Por tanto: ¡ Enhorabuena!

1 comentario:

Victor M. Gañan dijo...

Fantástica exposición! desde luego cuanto marketing político le falta a nuestra "clase política"...

Como siempre, sencillez en el argumento, gracias Rocio por hacerlo entendible.

Saludos